ImageImageImageImageImageImageImageImageImageImage

Mas Dinero, Mejor Vida | 12 August, 2020

Scroll to top

Top

Familia y temas financieros - Mas Dinero, Mejor Vida

temas financieros

Involucrando a su familia

Seguramente se estará preguntando ¿qué tanto debe involucrar a su familia en los temas financieros? ¿Por qué es importante que ambos cónyuges estén involucrados en los temas financieros?

Además ¿si es la única persona que sabe todos los temas financieros que pasará con su esposo/a cuando usted no esté?

Yo soy responsable

¿Piensa que usted y sólo usted debe asumir toda la responsabilidad y preocupación acerca del dinero y debe evitar a toda costa que su familia conozca la realidad por la que están atravesando?

Probablemente está inmerso en problemas económicos por efectivamente no involucrar a su cónyuge en este tema, piensa que es su responsabilidad y que nadie debe enterarse de la situación por la que está pasando.

Déjeme decirle que todo es más fácil cuando las responsabilidades se comparten, además dos cabezas piensan mejor que una. No espere más y siéntese con su cónyuge a tratar estos temas, muéstrele los números y juntos busquen la manera de salir de eso.

Tanto su cónyuge como usted, ambos, son responsables legales de todo lo que les suceda, ambos comparten total responsabilidad financiera por sus préstamos financieros y deudas.

Ambos cónyuges deben compartir la responsabilidad sea que su cónyuge reciba un salario o no, por el hecho de que su esposo/a esté en casa no significa que no pueda ayudar en los temas financieros, sobretodo debe estar informado/a de la situación económica familiar, usted no puede tener toda la responsabilidad por sí mismo.

Muchas personas, por temor a conocer la realidad por la que están atravesando prefieren no enterarse de ésta y dejan todo esa preocupación a su cónyuge. Ambos deben asumir responsabilidades y conocer su situación actual ahora mismo, y si la realidad es como se lo suponía o peor, entonces podrían juntos buscar soluciones, al menos usted sentirá que tiene alguien quien lo apoya en este momento.

Es importante que usted y su cónyuge tengan una comunicación abierta, no sólo en los temas financieros sino en todo en general. No viva sumergido/a en preocupaciones o temores, conozca su situación y enfrente la realidad, ningún problema financiero es tan grave como para que no pueda ser solucionado y mientras más rápido usted y su cónyuge asuman esta responsabilidad más rápido podrán solucionar sus asuntos económicos y por ende los familiares.

Lo grave sería tener que lidiar con esto el día que por alguna circunstancia usted falte, su esposo/a tendrá toda la responsabilidad de la economía en su hogar, si involucra a su cónyuge ahora él/ella no tendrá por qué lidiar con estos problemas además de con la rabia y frustración de vivir de ahora en adelante sin el ser amado.

¿Involucrando a sus hijos?

Todo depende de la edad de sus hijos y además de la madurez de cada uno de los miembros de su familia. Los niños son susceptibles y saben cuando algo anda mal en casa. No los preocupe innecesariamente.

Muchas veces los niños pequeños piensan que algo está mal a causa de ellos, pero no preguntan qué es lo que está pasando, muchas veces, por temor, hay muchas maneras en las que puede hablar con ellos acerca de esto sin generarles preocupaciones innecesarias. Si sus hijos son menores de 8 años, mi recomendación es decirles algo como sigue: ‘No te preocupes, mamá y papá tienen temas que arreglar pero todo estará bien, no hay nada que no podamos solucionar entre nosotros, para eso están papa y mama’.

Si los niños tienen 9 años o más, podría explicarles un poco más que tienen problemas con dinero pero igual debe explicarles que no hay nada que ustedes (papá y mamá) no puedan resolver juntos, que ya lo han hecho antes y ahora también lo harán.

Pero no sea muy detallado en su explicación, si les muestra a sus hijos serenidad, ellos comprenderán y de verdad estarán convencidos que realmente ustedes solucionarán cualquier problema que tengan ahora y los que puedan aparecer en un futuro.

Y siempre recomiendo recalcarles que no hay de qué preocuparse, y que estos problemas económicos por los que ustedes están atravesando no tiene nada que ver con ellos, ellos no lo ocasionaron.

Tanto su cónyuge como sus hijos se sentirán más cerca a usted, y además sabrán que pueden hablar abiertamente de temas en general como familia que son.

Este es un paso muy importante para el bienestar familiar.