Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Mas Dinero, Mejor Vida | 15 December, 2017

Scroll to top

Top

Quiero dinero pero no quiero trabajar - Mas Dinero, Mejor Vida

Quiero dinero pero no quiero trabajar

‘Quiero dinero pero no quiero trabajar’, siempre escucho esta frase y cada vez es más frecuente. Pero sobretodo, cuánto deseamos se haga realidad, ¿verdad?

¿Se puede lograr una libertada financiera en algún momento de nuestra vida? Sí, si trabajamos para ello. ¿Y cuándo? se preguntará. Mientras antes empiece más rápido podrá lograr esa tan ansiada libertad financiera. Puede empezar de la siguiente manera:

1. No invierta sus ahorros en negocios del cual no tiene experiencia.
Y así lo tenga sea realista, trabajar en una empresa financiera no lo hace un experto en finanzas. Si la empresa donde trabaja es rentable, eso es gracias al grupo directivo que toma las decisiones y a todo el personal que trabaja en él, a sus clientes. No es una sola persona la que mantiene a flote una empresa, es el conjunto de componentes lo que hacen que esa empresa sea solvente. Y además no se ha construido en pocos meses, los accionistas de esa empresa han invertido dinero y probablemente años entre pruebas y errores para poder obtener el conocimiento que ahora tienen y hacer de esa empresa lo que es hoy en día. Si desea hacer su propio negocio, no invierta todo su dinero con la ilusión de recuperarlo de inmediato, muchas veces esa inversión no se recupera, y tiene que estar preparado para ello y por ende poder continuar con los retos que se le vayan presentando.


2. Gaste de manera inteligente.
No malgaste su dinero, mantenga sus gastos básicos bajos, haga compras inteligentes y negocie precios con sus proveedores. Si usted es un cliente recurrente para sus proveedores, es probable que no quieran perderlo y pueda negociar con ellos el precio del servicio o producto ofrecido.

3. Tome decisiones financieras inteligentes.
No se endeude realizando gastos innecesarios. No empiece un negocio haciendo gastos exagerados, empiece en algún espacio cómodo en su casa y poco a poco, conforme vaya creciendo puede ir adquiriendo mayor responsabilidad financiera.

4. Ahorre.
Considere que si usted hace una inversión en materiales o productos y/o servicios y este es entregado a su cliente, el cliente probablemente le diga que mande su factura para poder provisionar el pago de sus servicios, y este proceso de provisionar normalmente demora varios meses. Esto significa que usted no verá el retorno de su inversión para ese cliente en algún tiempo pero ya usted gasto en ese producto entregado y esto generara un vacío en su presupuesto. Para evitar esto, considere tener ahorros para cubrir esos imprevistos que harán que su negocio continúe fluyendo sin mayores preocupaciones.

5. Cree una imagen de empresa.
Invierta en una página web sencilla, no intente crear una página web con todas las características de las empresas grandes, empiece pequeño mostrando información importante acerca de la compañía, y de los productos o servicios que ofrece. Use HTML y si en un futuro su negocio requiere crear una página web con mayor detalle de información, entonces ahí, cuando lo requiera, puede invertir en mejorar la imagen de su página web. La idea de una página web es que clientes potenciales puedan ver que su empresa o negocio existe en el mundo de internet y por ende lo consideren una empresa seria que no va a desaparecer el día de mañana, y además, estos puedan informarse de los productos y servicios que su negocio brinda.


Una vez que logre que su negocio sea lo suficientemente estable usted podrá contratar a una persona que se haga responsable de ella y usted pueda dejar en sus manos este negocio y pueda disfrutar de su libertad financiera. De todos modos, siempre tendrá que mantener un ojo en ésta, recuerde que es su empresa y debe cuidar de ella, y dar dirección constante para que continúe creciendo.
Puede leer acerca de esto en ‘Trabajo’.