Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Mas Dinero, Mejor Vida | 15 December, 2017

Scroll to top

Top

Quiere invertir y no sabe por dónde empezar - Mas Dinero, Mejor Vida

invertir

Muchas personas sueñan con el negocio propio o están buscando negocios donde invertir. Pero antes de eso, es importante conocer qué tipo de inversionista es usted.

Inversionista de alto riesgo

Normalmente los “inversionistas de alto riesgo” no tienen ahorros, si ellos tienen algún dinero disponible lo van a invertir para generar más dinero en el tiempo.

Siempre están invirtiendo el dinero que llega a sus manos, y si les pregunta cuánto dinero tienen ahorrado en alguna cuenta bancaria, probablemente le responderán que no tienen dinero disponible, pero esto no les preocupa, porque ellos prefieren ‘mover su dinero’ sin importarles el nivel de riesgo, muchas veces es del 100%.

Le podrían comentar además, que su manera de minimizar el riesgo es haciendo inversiones no sólo en un rubro sino en varios, o sea diversificando, si una de sus inversiones va mal y pierden dinero, las demás inversiones compensarán esa pérdida y con el tiempo, o sea a lo largo de los años, les es más conveniente que tener su dinero en cuentas de ahorros ya que el porcentaje de interés es bajo.

Lo que significa tener inversiones de riesgo al 100%, o de retorno no garantizado, es que si deposita por ejemplo $5,000 el día de hoy, nadie le asegura el retorno de su dinero el día de mañana, es decir, podría perder ese dinero en cualquier momento; pero si todo va bien, este tipo de inversiones es bastante rentable, normalmente tienen un retorno anual del 50% o más, o sea que si esta inversión se mantiene por un año, usted recibirá por lo menos $2,500 solamente de intereses. Interesante ¿no?

Pero esta clase de inversiones son a largo plazo, y no funcionan para todos. Antes de hacer cualquier tipo de inversión, mi recomendación es: capacítese, lea, infórmese, y le repito, este tipo de inversiones de alto riesgo no es para todos.

Inversionista de Riesgo Mínimo

En otros casos, hay personas que no les gusta arriesgar lo que con tanto esfuerzo han logrado a lo largo de los años. Si éste es su caso, y es una persona cuyo nivel de riesgo es casi cero, podría pensar en invertir su dinero en depósitos a plazo fijo o fondos mutuos de renta fija. Normalmente los porcentajes de interés son bajos pero estables, no varía mucho en el tiempo. Converse con un representante de su banco o ingrese a la página web de un banco para obtener información, no necesita ser cliente.

Inversionista de Riesgo Moderado

Asimismo, si es una persona que puede asumir un riesgo intermedio, podría tener una combinación de inversiones de alto riesgo con inversiones de riesgo mínimo. Comuníquese con su analista financiero que le pueda recomendar algún tipo de paquete o programa de inversión. No se sienta presionado a adquirir algún paquete si es que tiene algún tipo de duda. La decisión final siempre será suya.

Inversionista de Riesgo Cero

Si por algún motivo piensa que las inversiones no son para usted, o tiene muchas dudas acerca de cómo funcionan, pida información a especialistas en la materia, y si finalmente decide no invertir su dinero, está en todo su derecho. La idea es que viva tranquilo y sin mayores preocupaciones, y si prefiere mantener su dinero en una cuenta de ahorros, hágalo, finalmente es su dinero y es libre de decidir qué hacer con éste.

Inversiones inmobiliarias

Una de las inversiones más seguras son las inmobiliarias. Es tan segura, que los bancos hacen préstamos de dinero utilizando una vivienda como garantía, comúnmente llamada prenda. Y la razón para esto es que la gente necesita, y siempre necesitará, un lugar para vivir.

De repente tiene una vivienda con un valor de $120,000, y ya no tiene deuda hipotecaria contra ésta, usted podría pedir un préstamo hipotecario para construir departamentos de igual o menor valor para que cuando finalice la construcción pueda alquilarla y vivir de las rentas que le genere ésta, o venderla y generar dinero para su siguiente proyecto.


Veamos a continuación un ejemplo: usted decide invertir $100,000 en la compra de tierra y construcción de un edificio de 4 pisos, 2 departamentos por piso, en ese terreno.

Aquí tendría dos opciones:

1)     Renta:.

Una vez terminado su proyecto, tiene 8 departamentos por rentar.Si renta cada uno de ellos a $400 mensuales, tendrá $3,200 de ingreso mensual por rentas.

Ahora bien, si lo que desea es recuperar su inversión, le tomaría menos de tres años para obtener su inversión inicial de dinero que fue de $100,000. Usted puede decidir seguir rentando estos, porque le parece una buena inversión, o podría considerar que es momento de venderlos.

2)     Venta:

Usted puede ofrecer sus departamentos a la venta a $50,000 cada uno, obteniendo un ingreso de $400,000 por la venta de su proyecto completo.

¿No le parece interesante todo lo que su imaginación puede hacer con ese dinero?

Claro que primero tiene buscar la manera de conseguir esos $100,000, en caso no tenga cómo obtener ese dinero por medio de un crédito bancario.

Si no le es posible obtener esa cantidad de dinero por su cuenta, usted podría buscar inversionistas -personas o empresas- que financien su proyecto. Aunque la ganancia no sería del 100% para usted, obtendría un porcentaje nada despreciable.

Si quiere dedicarse al rubro inmobiliario, debe conocer cómo se maneja este mercado en su localidad, además de capacitarse lo suficiente para reducir el riesgo de fracaso.

Todo se puede, pero le recuerdo que es importante que se capacite antes de decidir invertir. Nuevamente le sugiero conocer cómo se manejan los negocios de inmobiliaria (así como cualquier otro negocio en el que uno quiera empezar) antes de invertir.

¡No se lance a la piscina sin saber nadar!

Así como el ejemplo anterior, hay miles de formas de hacer dinero, sólo es cuestión de encontrar las oportunidades, definir claramente su plan, tomar acción y trabajar para concretarlas.

Recuerde que invertir su dinero va de la mano con minimizar los riesgos, capacitándose, presupuestando y planeando para el futuro.

Invierta en su Futuro

Termino haciendo énfasis en la gran importancia de invertir en su plan de retiro/jubilación, porque los años pasan y, normalmente sucede que uno empieza a preocuparse de esto a partir de los 40 años.

Si bien nunca es tarde para pensar en esto, es indispensable que desde sus primeros años de vida laboral empiece a hacer algo al respecto; mientras más joven empiece y deposite una cantidad considerable de dinero en su fondo de pensiones, podrá vivir mejor a partir de los 60 ó 65 años, donde las posibilidades de seguir trabajando o conseguir un trabajo bien remunerado no es tan sencillo, nada es imposible, pero normalmente las personas están esperando llegar a su edad de jubilación y empezar a disfrutar su vida, viajar, dedicarse a sus hobbies.

Puede no ser la regla para todos pero la realidad es que mientras más pronto empiece a tomar acción en esto, usted tendrá una preocupación menos conforme pasen los años. Presupuéstelo.

La decisión final acerca de cómo llevar su vida siempre es y será suya.